¿Qué es un Dominio Web y cómo funciona?

Sabine Sundfeld

El dominio web de tu sitio web es esencialmente el equivalente a una dirección física. De la misma manera que un satélite necesita una dirección o un código postal para dar direcciones, un navegador web necesita un nombre de dominio para dirigirte a un sitio web.

Un dominio de internet se forma a partir de dos elementos principales. Por ejemplo, el nombre de dominio Facebook.com consiste del nombre del sitio web (Facebook) y la extensión del dominio (.com). Cuando una empresa (o una persona) compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre de dominio.

Los registros de nombres de dominio son supervisados ​​por una organización llamada ICANN (Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados, por sus siglas en inglés). ICANN especifica qué extensiones de dominios están disponibles y mantiene una base de datos centralizada de dónde apuntan los dominios web.

Todos los sitios web que visitas constan de dos elementos principales: un dominio web y un servidor web.

  1. Un servidor web es una máquina física que aloja los archivos y las bases de datos que conforman tu sitio web y los envía a las personas a través de Internet cuando visitan tu sitio desde su computadora.
  2. El dominio web o dominio de internet es lo que las personas escriben para acceder a tu sitio, y apunta el navegador web hacia el servidor que almacena esos recursos. Sin un dominio web, las personas tendrían que recordar la dirección IP específica de tu servidor, y eso simplemente no va a suceder.

¿Cómo funcionan los dominios?

Los dominios funcionan actuando como un atajo para llegar al servidor que aloja tu sitio web.

Sin un dominio, cualquiera que quisiera visitar tu sitio web tendría que escribir la dirección IP completa. Pero el problema es que una dirección IP es difícil de memorizar o incluir en los materiales publicitarios.

En nuestro caso, edesigns.company es el dominio. Digamos que apunta a la dirección IP 100.90.60.80 por ejemplo. La dirección IP apunta a un servidor, pero no resuelve el sitio web si los visitantes intentan usarlo. Esto se debe a que para que una dirección IP resuelva un sitio web, el servidor remoto debe usar el puerto 60 con una página predeterminada almacenada en su directorio de aplicaciones web.

Como puedes ver, jugar con los valores predeterminados del servidor y las direcciones IP puede ser confuso y demorado. Es por eso que la gran mayoría de propietarios de sitios web optan por utilizar un servicio como que ofrece dominios incluidos en paquetes de alojamiento web anuales.

Los dominios también pueden usar redireccionamientos, lo que esencialmente te permite especificar que si las personas visitan tu dominio, son reenviadas automáticamente a otro. Esto puede ser útil para campañas y micrositios o para reenviar personas a páginas especiales en tu sitio principal. También pueden ser útiles para evitar confusión con el deletreo. Por ejemplo, si visitas www.fb.com, serás reenviado a www.facebook.com.

¿Tienes un proyecto en mente?

Estamos muy interesados en saber más sobre tu proyecto.

Solicitar cotización
Contáctanos
¡Oferta de trabajo!

Buscamos talento

Saber más